Muchas veces, tanto si estamos estudiando, vamos a dar un pitch o tenemos que presentar una nueva propuesta al cliente, tenemos que preparar una presentación que resulte atractiva. Si bien es cierto que muchas personas nacen con el don de ser oradores, a otras muchas les cuesta horrores siquiera pensar en ello. Por eso, en este post vamos a darte las claves para que hagas una presentación de 10.

presentación

Ten claro el tema

Muchas veces, cuando empezamos a preparar una presentación, es probable que no encontremos un hilo conductor o no conozcamos bien el tema del que vamos a hablar. Lo importante es, sobre todo, una buena preparación. Sin ella, es muy complicado que la presentación funcione.

Por ello, debes de tener perfectamente claro de qué vas a hablar en la presentación y cuáles son las conclusiones a las que has llegado. Por ejemplo, imagina que tienes que hacer una nueva propuesta de redes sociales para tu cliente de productos cosméticos. Debes saber qué redes vas a incluir, cuál es la línea que vas a seguir y los objetivos del cambio del social media plan.

La estructura es fundamental

Una vez tenemos clara la idea, llega el momento de estructurar la presentación. ¿Por dónde empezamos? ¿Cómo terminamos? ¿Qué vamos a incluir? Estos son ciertos aspectos que debes tener presente antes de empezar.

Desde Berman Comunicación te recomendamos que elabores un esqueleto de la presentación. Así, podrás conocer cuánta información necesitas contar, cuánto ocupan todos los datos y el orden que vas a seguir. Teniendo clara la estructura, todo lo demás será mucho más sencillo.

Apóyate de una buena presentación

No solamente importa una buena oratoria, también es importante la presentación. Estos son algunos aspectos que debes tener en cuenta:

  • Evita el uso de transiciones.
  • Intenta que sea sencilla, sin grandes adornos.
  • Utiliza colores corporativos (tuyos o de tu cliente).
  • Las diapositivas deben ser muy visuales, no debemos poner mucho texto.
  • Prepara un índice.
  • Acuérdate de incluir objetivos y conclusiones.

Gracias a una buena presentación, ordenada y con información veraz y de calidad, el cliente (o el oyente) se sentirá más cómodo, sin distracciones y con ganas de saber más sobre aquello que estás explicando.

Busca recursos y fuentes que aporten veracidad

Por otro lado, debemos recordar que no solo sirve con explicar lo que nosotros creemos que es lo mejor. Sino que debemos explicar el por qué. Para ello, lo mejor es que bases en datos reales y estadísticos. Y recuerda: todos ellos deben provenir de fuentes fiables y de calidad. Y es que, por ejemplo, si vamos a afirmar que lo mejor para el cliente es que lancemos una ecommerce con pasarela de pago, debemos explicar por qué. Por ejemplo, podemos buscar datos sobre cómo, a raíz de la pandemia, han aumentado las compras online. En este caso, debemos dar el porcentaje exacto y, además, la fuente oficial de estos datos.

Además, no nos debemos olvidar de los recursos visuales. Estos sirven como apoyo y para hacer más amena la presentación:

  • Imágenes.
  • Infografías.
  • Gráficos.
  • Vídeos.
  • Tutoriales.
  • Animaciones.

No obstante, es importante no abusar de ellos. En su medida, pueden ser de gran apoyo. Sin embargo, si los incluimos con demasía, puede parecer la peor web del mundo.

Ensaya, ensaya y ensaya

Finalmente, solo nos queda una cosa: ensayar. Y ensayar mucho. Algunas personas creen que presentar correctamente es algo innato, pero no es así. Requiere constancia, adueñarse de los nervios y dominar a la perfección el tema. Estos son algunos tips que te ayudarán para ensayar una presentación:

  1. Empieza escribiendo un guion de todo lo que debes decir y lee ese papel varias veces en voz alta.
  2. Poco a poco, sintetiza esa información.
  3. Ve memorizando todo lo que quieres decir y el orden.
  4. Es importante que entiendas de lo que estás hablando, si no, puedes quedarte en blanco.
  5. El lenguaje corporal es muy importante, mantén tu cuerpo relajado y evita moverte en demasía.
  6. Controla los tiempos, evita que sea muy corta o excesivamente larga.
  7. Debes conocer bien a tu público: ¿les va a gustar que tenga aspectos más informales o debe ser muy seria?
  8. Intenta ser creativo, probablemente busquen algo que les conmueva.
  9. Comprueba varias veces que todo tu material funcione.
  10. Lleva tu material en distintos soportes y en la nube.

Y, por último, ensaya muchas veces. Cuando creas que dominas la presentación perfectamente, sigue ensayando. Es importante preparar bien una presentación para poder destacar y conseguir nuestros objetivos. ¿Todo listo? ¡Nos vemos en la Luna!

Dejar respuesta

¡Deja tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.