La crisis provocada por el COVID-19 en diferentes sectores está obligando a las compañías a una readaptación constante para mantenerse actualizadas en todo momento. Concretamente, el sector del turismo, la restauración y la hostelería ha sido uno de los más afectados, debiendo adaptar los espacios en materias de aforo, condiciones higiénicas, separación entre comensales, señalización, etc. Además, se han visto obligados a tener en todo momento presente el horizonte ante las nuevas situaciones que han ido surgiendo como rebrotes o limitaciones horarias e incluso posibles nuevos cierres temporales. 

COVID-19 cafeteria

Frente a este panorama, no han sido pocas las empresas que desde un primer momento han utilizado como herramienta una estrategia de comunicación efectiva, para lograr una adaptación constante al entorno y conseguir que esta situación fuera lo menos dañina posible para sus negocios. Han sido considerables las estrategias e iniciativas que se han ido implantando, unas con más acierto y efectividad que otras, pero siempre poniendo el máximo empeño por minimizar los efectos en un sector tan machacado como consecuencia de la pandemia. Por ello, en este post, te damos una serie de claves para adaptar la estrategia de comunicación de tu negocio de restauración y poder hacer frente a la crisis del COVID-19.

Crea campañas de fidelización entre tus clientes

Algunas de las herramientas más comunes que los restaurantes están utilizando son la aplicación del email marketing, los descuentos y promociones a través de las distintas redes sociales. Por otra parte, también se están implementando los métodos de suscripción o la remodelación de las cartas para adaptarlas a los pedidos online y a su visionado a través del local desde dispositivos digitales (mediante código QR). El impulso de acciones tecnológicas y creativas supone una puerta para que el cliente sepa que estás actualizado y disponible para su visita. 

Potencia la comunicación visual

Es un aspecto al que hay que prestar mucha atención. Pon cuidado a que todo el sistema de señalización (adhesivos en el suelo, carteles, pegatinas) sean legibles y se encuentren en todo momento en buen estado. El sistema de cartelería interna permite informar a los clientes y que sean conscientes en todo momento de que se están respetando las medidas y protocolo oportuno.

También está la posibilidad de utilizar sistemas de comunicación visual externa. Entre los más utilizados se encuentran los denominados “semáforos”, sistemas luminosos que indican el nivel de ocupación de la sala para que el cliente conozca la capacidad disponible en cada momento y la posibilidad de entrar directamente o esperar. Ante la crisis sanitaria originada por el COVID-19, muchas personas agradecen este tipo de acciones para poder seguir con su ‘nueva normalidad’ y sentirse mucho más seguras.

El COVID-19 y el servicio de comida a domicilio

El considerable aumento del envío de comida a domicilio que se produjo durante el confinamiento se ha seguido manteniendo constante durante estos meses. Tener un sistema de pedidos on-line intuitivo y sencillo permitirá a tus clientes poder recurrir a este servicio de forma rápida y efectiva. Mantén informado al cliente en todo momento de la situación de su pedido y muéstrate accesible en redes sociales u otras vías para que, en caso de incidencia, exista un feedback rápido y direccional. Otras estrategias que pueden ayudar a que tu servicio de comida a domicilio tenga más visibilidad y reclamo que el resto pueden ser la entrega a domicilio de forma gratuita, realizar packs y combos especiales para este tipo de servicio o crear cartas adaptadas para las personas que piden envíos a casa.

La digitalización ha llegado para quedarse

Como hemos mencionado, la implantación de cartas digitales disponibles a través de los smartphones mediante un código QR ha permitido reducir los movimientos de los camareros por la sala. Es un sistema sencillo al que los usuarios se han adaptado rápidamente y que además permite poder actualizar las cartas de forma constante sin necesidad de imprimirlas.

Otro sistema por el que poco a poco están apostando algunos establecimientos, es el uso de asistentes de voz en las mesas, permitiendo realizar cómodamente pedidos sin la presencia del camarero o recibir cualquier tipo de información particular sobre algún plato concreto.

Un método alternativo a la digitalización que también evita el tránsito excesivo de los camareros es el uso de manteles de papel individuales con el menú o la carta impresos. Todas estas iniciativas permiten generar un espacio mucho más abierto y seguro, dando mayor sensación de distancia de seguridad entre clientes y camareros.

La situación actual ha potenciado que las empresas lancen ciertos servicios que en un primer momento no se veían provechosos pero que hoy en día aportan un gran valor para el cliente. Las diferentes estrategias de comunicación han cambiado considerablemente y lo van a seguir haciendo mientras continúe este periodo de transición e incertidumbre constante.

Que las empresas de restauración se mantengan al día en este aspecto, cumpliendo en todo momento con el protocolo sanitario y buscando ofrecer siempre a los usuarios que se sientan lo más cómodos y seguros posibles, es fundamental. De esta forma, el cliente  siga considerando tu negocio un lugar de referencia y ayude a minimizar al máximo las consecuencias provocadas por la crisis del COVID-19.

Dejar respuesta

¡Deja tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.