El email marketing es un canal de comunicación que se utiliza para atraer potenciales clientes a través del envío de correos electrónicos. La principal ventaja que supone utilizar esta vía es que te permite adaptarla a tu público objetivo y así conseguir un mayor retorno de la inversión. Existen herramientas como Benchmark o MailChimp que pueden ayudarte con esta tarea, pero… ¿sabes realmente por qué necesitas este canal de comunicación?

Se trata de una buena acción comunicativa por dos motivos distintos: por un lado, se pueden obtener grandes resultados con una inversión mínima y, por otro lado, no es nada intrusivo puesto que el usuario ha autorizado previamente el envío y puede cancelarlo cuando lo desee. ¿Quieres saber cómo conseguir una campaña eficiente de email marketing? Súbete a nuestra nave que empezamos el viaje.

email marketing

Conoce a quién te diriges

Lo primero y más importante es saber a quién va dirigido ese mail. No es lo mismo una persona de 40 años entusiasmada con la economía que una persona joven de 25 aficionada a la tecnología. Conoce bien a quién estás intentando llegar con tu mail para que puedas conseguir el máximo impacto.

Así, es importante que en una fase previa se estudie y analice al buyer persona y al target de la empresa. Si analizamos sus necesidades, gustos, preferencias, estilo de vida, etc. vamos a poder crear una campaña de email marketing eficaz y con los objetivos centrados en un mismo tipo de cliente.

Ten claro el objetivo del mail

Un mail puede tener muchas finalidades, por ejemplo: lograr una conversión, fidelizar a tus clientes, tratar de conseguir valoraciones de tus usuarios para mejorar la reputación online de tu marca, etc. Lo más importante es que tengas claro el objetivo que quieres conseguir y utilices la siguiente regla: cada correo electrónico debe tener únicamente un objetivo claro. Si optas por tener muchas acciones en un solo envío, probablemente, la gente se dispersará por la cantidad de información que tiene tu correo electrónico y no consigas obtener el resultado esperado o peor: que alguien se dé de baja.

Cuidado con el timming

Trabajar una campaña de email marketing es un trabajo constante que se trabaja paso a paso. Por ello, es necesario que tengas claro un plan de acción y trabájalo. Eso sí, siempre buscando el equilibrio entre no atosigar al usuario con envíos de mail constantes y entre hacer solo un envío y dejar pasar el tiempo esperando resultados. Estudia a tu audiencia, conoce sus tiempos y envía nuevos mails conforme pienses que es el momento adecuado para volver a contactar con ellos. Las campañas de automatización son muy efectivas para poder impactar a tu potencial cliente en el momento más adecuado, por ejemplo, cuando acaba de dejar sus datos en un formulario de contacto.

Personaliza el email

El proceso de personalización de la campaña de email marketing puede resultar complejo, pero la tasa de respuesta que puedas obtener al ofrecer un contenido personalizado será mucho más alta y efectiva que mandando el mismo mail a toda tu base de datos. Para ello, puedes poner el nombre de cada usuario al principio del correo para que se sienta único, ofrecerle contenido en función de los clics que hizo en su anterior mail o si se interesó por algo concreto de tu compañía puedes mandarle un correo personalizado que le incite a la compra. ¡Las opciones son infinitas!

Busca un asunto llamativo

Para impactar con tu campaña, debes evitar usar un titular aburrido y que no llame la atención y es que el asunto del correo es muy importante. Este es el elemento de tu campaña que debe estar más trabajado dado que el ratio de aperturas dependerá mucho de él. No obstante, ¡cuidado! Si desvías mucho el titular de tus objetivos, puedes dar una impresión errónea y confundir al usuario, lo que resultará negativo para tus próximas campañas de email.

Trabaja el cuerpo del email

Como es lógico, es muy importante prestar mucha atención a la estructura del mail. Los correos electrónicos con mucho texto suelen cansar y aburrir a los destinatarios. Para evitarlo, trabaja un correo llamativo e incluye solo frases destacadas para poder dedicar el resto del espacio a las imágenes y a los call to action.

Para describir el producto o servicio que quieras vender, lo mejor es que desarrolles una landing que vaya enlazada a los botones o enlaces del mail. Esto, además de poder ofrecerle más información al usuario, te permitirá obtener más datos con los que evaluar el funcionamiento de tu campaña de email marketing.

Además, no te olvides de incluir el ‘ver en versión web’: muchos servidores de correo o smartphones podrían no soportar algunos elementos de tu mail y aparecerían en el correo de tus usuarios con el temido icono de la imagen rota o peor: un mail donde no se vea absolutamente nada.

Por último, acuérdate de incluir el aviso legal en la parte inferior del mail. A parte de cumplir con la legislación vigente, este texto es fundamental para que los usuarios que no están interesados en tus campañas puedan dejar de recibirlas. Incluye la información del responsable de los datos y explica la forma de poder darse de baja de los mails.

Antes de mandar el email… Prueba que todo funcione bien

Llegados a este punto, casi tienes lista tu campaña de email marketing. No te aceleres y antes de enviarla, realiza los ensayos pertinentes. Lo mejor es que te envíes una campaña de prueba para ver que el mail se ve bien, no hay faltas de ortografía y los enlaces funcionan bien. Si está todo correcto, ¡es el momento de lanzar la campaña de email marketing!

Analiza y optimiza

Una vez has realizado tu campaña de email marketing, ten claro que el trabajo no ha hecho nada más que empezar y, en función de cómo te tomes esta última parte, tendrás éxito en tus próximas campañas.

Para analizar los resultados del email, lo más conveniente es que dejes pasar unos días, para darle tiempo a los usuarios a interactuar con un mail. Una vez transcurrido este tiempo, analiza las diferentes tasas (apertura, clics, rebotes, no abiertos y bajas). También es importante que observes que partes de tu mail han funcionado mejor y cuáles son las que han tenido una menor repercusión. Así, en las próximas campañas de email marketing podrás reforzar las cosas positivas y eliminar las negativas.

En Berman Comunicación somos especialistas en email marketing. Si necesitas mejorar tus campañas y no sabes cómo hacerlo, ¡contacta con nosotros! Estamos más que listos para ayudarte a despegar y que tu empresa deje huella.

Dejar respuesta

¡Deja tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.