“Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro”, un dicho manido sobre las cosas vitales de la vida. A quien le da por plantar árboles estará en algún lugar de Brasil, ayudando a reforestar el Amazonas. Lo de tener un hijo, depende de tantos factores que cada vez es más complicado. Y al que le da por escribir, sueña con convertirse en la próxima J. K. Rowling o, simplemente, abre una cuenta de Twitter o blog donde expresar lo que siente.

escribir

En Berman, nos centramos en aquello que conocemos: en comunicar y dar visibilidad a las marcas. Para ello, el arte de la palabra escrita es esencial. Para escribir, lo más importante es concentrarse y practicar. En Berman, te damos una serie de pautas para mejorar notablemente tus textos y aumentar el interés de los lectores. Tanto si tienes un proyecto ambicioso de escritura o simplemente quieres escribir de forma más inmediata y fluida, ¡presta atención!

Practica, practica y, cuando te canses de practicar, sigue practicando.

Escribir no se puede aprender de otra manera que no sea escribiendo mucho. Todos los días debes intentar ponerte un rato, da igual que se media hora o un par de capítulos de tu novela. Puedes tener un diario, un blog, o simplemente, abrir cualquier periódico, elegir un tema y escribir sobre él. Mejoraras sin darte ni cuenta.

Lee diariamente.

Para escribir es importante leer. Debes poner atención en la historia, pero también en la forma. Lee noticias, crónicas y muchos libros de temas que sean de tu interés. Lee periódicos de referencia, comics, novelas clásicas… da igual. Puedes leer desde Dostoyevski hasta el último best seller de Almudena Grandes: lo importante es tener referencias. Al leer como escriben otros te estas empapando de su escritura y eso te ayudará cuando lo tengas que hacer tú. Por otra parte, también puedes leer guías de estilo. En ellas, aprenderás recomendaciones lingüísticas de manos de profesionales en la materia.

A la hora de escribir: Organízate y planifica

Antes de empezar, es bueno hacer un borrador para tener una idea de lo que se quiere decir. Marca unos objetivos, ten en mente el estilo, a quien va dirigido y la estructura que va a tener el texto. Debes escribir una idea por cada párrafo. Para empezar el texto, una buena técnica es tener una idea curiosa, una anécdota o una pequeña historia que enganche al lector y que pues usar como hilo conductor. Otro punto esencial es trabajar el final del texto con una buena conclusión, una frase redonda, un consejo o incluso un comentario gracioso si el tema lo permite.

Presta atención a la ortografía y la puntuación

Revisa la ortografía, usa el corrector ortográfico, si tienes dudas consulta el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española), pide una revisión o si no sabes cómo escribir algo, antes de hacerlo mal es mejor que busques otras palabras u otra forma de decir lo mismo.

Además, recuerda que es muy importante utilizar los signos de puntuación correctamente. También conviene no utilizar oraciones demasiado largas y farragosas. Siempre que sea posible, intenta simplificar la idea o dividirla en varias frases.

No olvide el trabajo previo, ¡documéntate correctamente!

Una tarea muy importante es hacer una buena investigación previa y asegurarte de estar bien informado. Para ello consulta fuentes oficiales y no des información contradictoria y/o errónea. Si dudas de la veracidad de algo puedes consultarlo en varias páginas que se dedican a desmentir fake news y bulos. Entre ellas: Maldito Bulo o Newtral. Es importante escribir sobre lo que sabes. Así, te resultará más fácil y correrás menos peligro de meter la pata.

Revisa todo el texto antes de entregar o publicar

Estaes una parte muy importante a la hora de escribir, aunque sea en tu blog personal. Revisa la ortografía, haz una relectura y comprueba que las ideas son correctas, que la ortografía es la adecuada y que el texto se entiende.

Ten presente para quién estás escribiendo y que el tono y el vocabulario que has usado concuerda con lo que quieres expresar. Por último, según la magnitud del texto, puedes dividir los bloques por subtítulos, utilizar listas y enumeraciones. Además, es muy útil si resaltas las ideas clave en negrita y haces destacados. Sobre todo, recuerda que el objetivo es mejorar la experiencia del lector y hacer que resulte sencillo y ameno.

¡Concéntrate!

El último, y esencial tip es: concéntrate. No queríamos acabar el post, sin darle la importancia que merece a la concentración. Es importante que te centres en lo que estas escribiendo, que tengas la mente clara y te libres de distracciones.

Deja el móvil a un lado, cierra las redes sociales y Netflix y céntrate en escribir. La capacidad de contratación también hay que trabajarla y según vayan pasando los días notarás que cada vez te concentras mejor y con menos esfuerzo.

Desde Berman Comunicación, te animamos a poner en práctica estas pautas claves para escribir más y mejor. Pero también sabemos que es importante que cada uno deje su esencia en lo que hace. Es importante escribir correctamente, pero también lo es inspirar, emocionar o hacer reír al lector. Por eso no lo dudes: experimenta y crea tu propio estilo. ¡A escribir!

Dejar respuesta

¡Deja tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.