Estadísticas de Twitter herramientas de analítica e informes para tu empresaToda gestión profesional de las redes sociales se rige por una estrategia planteada al mínimo detalle anteriormente. Previo a la elaboración del plan, para conocer la situación de la cuenta, y una vez aplicado, para comprobar sus resultados, es básico acceder a indicadores clave que guíen al community manager y al resto del equipo de marketing. Es momento de que te presentemos las principales estadísticas de Twitter, así como las mejores herramientas de analítica con las que elaborar informes en tu empresa.

Sobre alguna de estas y otras muchas herramientas para redes sociales ya hemos escrito ampliamente. Sin embargo, hoy nos centramos en qué estadísticas son relevantes a la hora de gestionar cuentas en la red social del pajarito. Recuerda que, a pesar de atravesar un momento delicado, muchos negocios han encontrado en Twitter un canal perfecto para su actividad. Es preciso que, antes de todo ello, decidas en qué redes sociales debe estar a tu empresa.

Estadísticas de Twitter: Twitter Analytics

La mayor parte de las estadísticas las ofrece Twitter Analytics, la propia herramienta de la red social. En la primera pantalla encontramos algunos datos como el nuevo número de seguidores, las menciones (también la más destacada) o las visitas al perfil.

La información más valiosa está en la pestaña superior ‘Tweets’. En este apartado aparecen las primeras gráficas. En la parte superior están las impresiones totales y diarias. Justo debajo, vemos todos los tweets publicados, pudiendo ordenarlo por los más destacados, las promociones o incluir respuesta. Cada uno de ellos viene acompañado de sus impresiones y tasa de interacción.

En la barra lateral observamos las estadísticas más interesantes de un vistazo: tasa de interacción o engagement rate, clics en el enlace, retweets, me gusta y respuestas. En la parte superior se pueden elegir el período de tiempo deseado y, lo más importante, descargar un Excel con todos los datos. En este archivo puedes acceder al total de interacciones, a través del que Twitter Analytics genera el engagement rate.

De este modo, en un primer barrido, es imprescindible incluir en tus informes de Twitter:

  • Impresiones
  • Retweets
  • Me gusta
  • Respuestas
  • Menciones
  • Tasa de interacción
  • Interacciones totales
  • Clics en el enlace (Twitter no es la mejor red para obtener tráfico)
  • Evolución de los seguidores: número total de seguidores, seguidos y crecimiento*
  • Publicaciones destacadas **

* Recomendamos que lleves la cuenta de los nuevos seguidores conseguidos personalmente ya que los ofrecidos por Analytics o alguna otra herramienta no son correctos en ocasiones.

** Ofrecer el contenido más destacado nos ayuda a conectar con la audiencia. Al estudiar estas publicaciones entiendes qué es lo que mejor funciona, lo que permite afinar tu estrategia.

El siguiente apartado que resulta interesante es ‘Audiencias’. La tercera pestaña de la parte superior nos da acceso a los datos demográficos de nuestra audiencia: género, idiomas, intereses, países… Sin embargo, a excepción del género, hay herramientas más precisas ofreciendo estos datos.

Perfil de la audiencia: Audiense

Existen muchas herramientas, pero, a nivel de estadísticas de Twitter, recomendamos un viejo conocido como Audiense. Ya hemos hablado de muchos de sus beneficios, sin embargo, a nivel analítica, esto sería lo más destacado:

Debajo de la evolución de la audiencia, si clicamos en ‘Más estadísticas’, podremos hacernos una idea muy concreta de los seguidores que tenemos. ¿Qué tendríamos en cuenta?

  • Bio tag cloud de los seguidores: la palabra más repetida en la biografía de los seguidores es clave para saber si estamos penetrando en el nicho de mercado deseado.
  • Países
  • Idiomas
  • Tipo de entidad

En este caso, podemos aprovechar a revisar el tamaño de las cuentas que nos siguen (según su número de seguidores) o la fecha del último tweet para comprobar si nuestra audiencia es o no activa.

Según el plan que poseas, puedes acceder a un panel detallado de estadísticas sobre tu contenido. Aquí es interesante el alcance potencial. ¿Qué es? Es el número de cuentas total al que pueden haber llegado tus publicaciones, lo que sirve para comprobar tu influencia en la red social y su evolución.

Influencia: Kred

Con el difunto Klout, Kred se ha quedado sin apenas competencia. Esta herramienta ofrece  una fracción: Influencia/viralidad. En resumen, cómo interactúan con tus publicaciones y cómo lo haces tú.

Es cierto que la evolución es lenta, pero ha demostrado ser más fiable que Klout en su momento. También es una buena manera de comparar tu cuenta respecto a la competencia.

Análisis de la competencia: Metricool

Analizar la competencia es esencia para cualquier cuenta. De su estudio se obtienen numerosas lecciones. Para ello, podemos echar un primer vistazo en Kred, y llevar la cuenta del crecimiento que tienen. Además, para facilitar esta tarea, tenemos a Metricool.

En su apartado de ‘Evolución’ podemos incluir cuentas a monitorizar según la interacción, seguidores o número de publicaciones.

Además, dentro de sus funcionalidades de Benchmark, en la pestaña ‘En tiempo real’ > ‘Twitter’ podemos comparar directamente dos cuentas analizando sus principales métricas y su audiencia.

No nos olvidemos de que, además del análisis de datos, es interesante fijarse en la calidad y forma del contenido y campañas organizadas por la competencia. La forma de publicar, el libro de estilo, sus seguidores más fieles… Hay mucho que aprender.

Conclusión

A pesar de que Twitter no sea el eje central de tu estrategia en Social Media, es importante elaborar buenos informes que nos ayuden a conseguir los objetivos.

Además del informe cuantitativo, es importante ofrecer un análisis cualitativo. Aquí es donde la persona que gestiona la cuenta más puede influir, aportando nuevas ideas que, según su experiencia, puedan hacer crecer el perfil. Las métricas nos ayudan a comprobar que se cumplen los KPI, pero las sensaciones también son importantes.

Así, estos son los apartados que incluirían los siguientes apartados:

  • Estado de la cuenta y evolución
  • Perfil de la audiencia
  • Influencia
  • Comparativa con la competencia
  • Conclusiones y mejoras

Esto sería un informe básico. A partir de los servicios que se ofrezcan, o de las preferencias del cliente, se pueden añadir o quitar módulos. Muchas empresas incluyen tags en sus publicaciones, por lo que se puede incluir un apartado con el rendimiento de cada área de negocio. Además, siempre es bueno tener perspectiva e incluir gráficas (no pantallazos) que detallen la evolución de determinados aspectos.

Otro de los apartados posibles a incluir son los resultados de los conceptos/cuentas que se monitoricen. En el mejor de los casos, será por una buena causa; en el peor, por una crisis de reputación. Es importante tener definido un método y software para el Social Media Listening.

Con todo, estos datos son la base para crecer. Interpretarlos, presentarlos de manera gráfica, proponer mejoras o ampliar apartados son cuestiones que exigen una formación y aptitudes concretas en Social Media. Confía siempre en los profesionales.

Y tú, ¿cómo elaboras los informes en Twitter? ¿Qué estadísticas de Twitter incluyes?

Dejar respuesta

¡Deja tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.