El departamento de marketing de una empresa debe estar pendiente del entorno y de los cambios que en este se producen. De esta forma, un buen plan de marketing debe responder a las necesidades del mercado y estar a la vanguardia de las novedades y actualizaciones que constantemente se van originando.

En este marco, las herramientas SEO tienen un papel importante, ya que se han convertido en un instrumento de gran utilidad para reforzar el posicionamiento online de las empresas. De esta forma, hoy queremos destacar la herramienta Google Search Console, que permite medir y analizar el volumen y la calidad del tráfico de búsqueda de un sitio web. Si quieres saber más sobre su funcionamiento y características permanece atento a este post.

Google Search Console

¿Quién puede usar esta herramienta?

Google Search Console es una herramienta versátil y completa. De esta forma, son diferentes los perfiles de usuarios que puedan hacer uso de sus diferentes funcionalidades:

  • Profesionales de marketing: Les ofrece ayuda en la toma de decisiones que afectan a este departamento. Gracias al monitoreo del tráfico web, a la optimización del posicionamiento o a los análisis de marketing digital que ofrece la herramienta.
  • Propietarios y encargados de empresa: Permite obtener información sobre el propio funcionamiento del sitio web y el perfil de usuarios que lo visitan.
  • Administradores y desarrolladores de sitios web: Ayuda a la supervisión del entorno web, así como a solucionar errores de los distintos servidores, problemas a la hora de cargar ciertos contenidos, seguridad de la web y funcionamiento del sitio en general. Además, más a nivel de estructura web permite solucionar errores de datos de marcado o velocidad, así como fallos de datos estructurados de la página.

Principales funcionalidades de Google Search Console

La función principal de esta herramienta es la de ayudar a las empresas en el proceso de optimizar la indexación de una página web y analizar la visibilidad de esta. Pero junto a esta funcionalidad principal, Google Search Console también permite: 

Enviar contenido a Google para que sea indexado

Permite la elaboración de archivos sitemap (información sobre las páginas más relevantes, los vídeos y otros archivos del sitio web y la relación entre ellos). Esta acción, permite facilitar la tarea de Google para incorporar la página web en su índice de búsqueda.

Aprovechar fragmentos enriquecidos

A través de la ubicación de un negocio, de la información sobre sus productos o servicios o mediante el uso de las preguntas frecuentes de usuarios.

Revisar acceso a los contenidos

Permite llevar a cabo una organización exhaustiva de todas las categorías del sitio web. De esta forma se puede hacer un control más preciso de las principales categorías que hemos creado, optimización de imágenes, control de enlaces…

Observar los enlaces que dirigen hasta la web

A través de esta herramienta se puede llevar a cabo una consulta de los enlaces que dirigen al usuario hasta el sitio web. En este aspecto, la calidad circula por delante de la cantidad. Teniendo prioridad aquellos enlaces que estén cuidados e intrínsecamente relacionados con el contenido. En cambio, si abusamos de técnicas de Black Hat SEO o de páginas con contenido externo, podremos ser penalizados.

Consultar las búsquedas de los usuarios

Otra de las funcionalidades de esta herramienta está enfocada a conocer aquellos términos que han utilizado los clientes del sitio web para acceder hasta él. Esta información ayuda a poder optimizar los contenidos e ir depurando la empresa en los buscadores.

Google Search Console 2

¿Cómo configurar Google Search Console para nuestro sitio web?

Una vez que conocemos las funcionalidades que ofrece Google Search Console es momento de aprender a manejarla para sacarle el máximo partido. En primer lugar, deberemos conectarnos a nuestra cuenta de Google y acceder a Google Search Console y añadir el sitio web que queremos gestionar. Será necesario verificar que somos los propietarios o los administradores de dicha web.

Una vez que conseguimos el acceso, deberemos configurar la herramienta en función de nuestras necesidades. Es importante comenzar por las preferencias de Search Console, que permiten activar o desactivar diferentes notificaciones pertinentes a la página web que llegarán a nuestro correo electrónico. En la configuración del sitio, por su parte, se puede configurar la frecuencia con la que queremos que Google rastree la web.

¿Qué más podemos hacer?

Desde el panel de control, se puede llevar a cabo el seguimiento y las novedades importantes que se van produciendo. Se puede monitorear o corregir posibles errores que han surgido o generar un análisis de búsquedas que permita conocer qué palabras buscan los usuarios que llegan hasta la web.

Otra de las configuraciones que tenemos disponible es la de las mejoras HTML. Esta parte de la herramienta alerta sobre errores producidos en la meta descripción, títulos que se han duplicado o contenido no indexable. De esta manera, se pueden corregir dichos errores de forma sencilla y precisa.

Desde la sección de rendimiento de Google Search Console podemos ver todos los clics, el número de consultas, el tipo de dispositivo, el lugar o la fecha desde donde se realizan los accesos.

Por último, desde enlaces al sitio, podemos ver que otros portales cuentan con algún enlace que dirija a nuestra página web, el texto con el que enlazan y el contenido relacionado con la misma.

Como hemos podido comprobar, Google Search Console es una herramienta que puede ayudarnos en la elaboración de nuestro plan de marketing. Sus principales funcionalidades permiten de forma sencilla llevar a cabo el seguimiento de nuestro tráfico web y sus características. En el mundo del marketing, al igual que ocurre en tantos sectores, se pone de manifiesto la famosa cita “la información es poder”. En este caso, Google Search Console supone uno de los medios perfectos para que las empresas lleguen hasta dicha información.

Dejar respuesta

¡Deja tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.