El humor es considerado como una de las formas de expresión más valoradas por los usuarios y que ofrecen mejores resultados en el mundo de la comunicación. A la hora de comunicar, el humor permite generar empatía y crea un recuerdo positivo en los clientes; además es una forma de transmitir valores que dotan de identidad a la empresa, estrechando lazos y favoreciendo una relación más cercana entre cliente y empresa.

humor

La importancia del humor en la comunicación

El humor es capaz de eliminar barreras que los mensajes puramente corporativos en ocasiones no consiguen. Gracias al humor podemos distanciarnos de la realidad y transmitir los hechos desde un punto de vista más peculiar y relajado. La risa es un ingrediente fundamental que permite llamar la atención de los consumidores, es por esto por lo que, actualmente, es uno de los recursos creativos más utilizados por las marcas.

Un buen uso del humor genera una predisposición positiva hacia la marca o el producto en los clientes. Gracias a su universalidad, permite que la gente se llegue a identificar con el tipo de humor que utilizas. Que el público se interese y se muestre receptivo en tu forma de comunicar, permite que se acerque a tu marca o que indirectamente se interese por tus productos o servicios. Además, este tipo de comunicación puede ayudar a generar una engagement positivo que aumente tu notoriedad.

Beneficios de utilizar el humor en comunicación de empresas

Entre los principales beneficios que podemos lograr utilizando correctamente el humor en la forma de comunicar destacamos:

Facilita el recuerdo de la marca

Un mensaje publicitario que recurre al humor tiene un 58% más de posibilidades de ser recordado en el futuro.

Mayor probabilidad de viralización

Según un estudio, 4 de cada 10 vídeos que se viralizan en redes sociales tiene al humor como protagonista.

Es más versátil que otras formas de comunicación

Permite llegar a más público que la comunicación convencional y crear fórmulas más precisas para impactar en targets más heterogéneos.

Mejora la valoración hacía una marca

El humor en general, y especialmente los vídeos, aporta mejores cuotas de engagement y los consumidores desarrollan una actitud más positiva hacia la marca.

Ayuda a captar la atención

El humor como protagonista en la comunicación permite crear mensajes más creativos y originales que la publicidad más convencional, ayudando a captar más la atención de los usuarios receptores.

Por tanto, una vez que tenemos claro que el humor puede reportarte beneficios a la hora de comunicar en tu empresa, es importante saber que no todo vale dentro de este estilo comunicativo, y que debes tener claras ciertas pautas previas a la hora de buscar despertar este tipo de reacciones entre tu público.

Ten claro al público al que te diriges

Es importante tener claro el público al que nos dirigimos. En una sociedad actual en la que las distintas generaciones están marcadas e influenciadas por sus propios referentes, el humor debe saber navegar entre los distintos perfiles sobre los que puede actuar y la forma en que ha de hacerlo. No deberás utilizar el mismo tono de humor si te estás dirigiendo a jóvenes que si lo haces a un perfil más adulto. Elegir el tono y la forma es clave a la hora de que tu mensaje logre repercusión positiva entre los receptores.

Debemos tener en cuenta que, debido a la universalidad y subjetividad del humor, debe usarse con mucha precaución dado que se trata de un recurso de doble filo en el que un mismo mensaje puede ser interpretado de multitud de formas diferentes. Por este motivo, la respuesta es sí, una empresa debe conocer sus límites en el humor y no sobrepasarlos. Ello podría terminar en una crisis de reputación online y crear una imagen de marca negativa.

Cómo utilizar correctamente el humor

Una vez que tenemos claro el perfil de público al que nos dirigimos, debemos concretar la estrategia que vamos a seguir, y en qué grado es recomendable que nuestra empresa utilice el humor como forma de comunicación. Existen algunos perfiles de empresa que permiten más el uso de este tipo de lenguaje, mientras que en otros ámbitos es recomendable utilizarlo con menos frecuencia o los casos en los que el humor no tiene cabida por el tipo de negocio.

Si consideramos que el humor si tiene hueco en nuestra línea de comunicación, deberemos establecer una estrategia donde determinar qué tipo de humor es el más recomendable para impulsar nuestra marca.

Recuerda evitar bromas que sean discriminatorias y que puedan provocar un efecto negativo e incluso generar problemas legales. Si consideramos que nuestro mensaje puede dar lugar a algún tipo de malentendido, deberemos replantearnos rehacerlo e incluso publicarlo.

Como hemos podido comprobar, utilizado de forma correcta, el humor es una herramienta muy poderosa que se encuentra al alcance de todas las empresas. Como todo instrumento, presenta unas reglas que es importante tener en cuenta a la hora de utilizarlo para hacerlo con el mayor acierto posible. Si consideras que tu público y tu marca son compatibles con el humor, no dudes en emplear este recurso para estrechar lazos y generar empatía entre los usuarios.

Ejemplos en los que el humor se ha utilizado de forma correcta (o no)

El humor puede salir bien en una campaña o puede salir mal. Vale que el humor es subjetivo y que no a todas las personas nos gusta lo mismo, pero hay veces que esos límites de los que hemos hablado no deberían cruzarse. Por ejemplo:

Spots en los que gestionaron bien el humor

En cualquier anuncio de Campofrío que sacan por Navidad podemos reir y emocionarnos al mismo tiempo. Nuestros favoritos son los de los dos últimos años que mezclan el sarcasmo con el humor:

Puede que no todas las personas sean muy fans del humor absurdo, pero si algo tenemos claro es que Mixta nos tuvo un tiempo a todos pensando en sus spots:

Por otra parte, otra empresa que incluye gags actuales y graciosos es Amena. Puede que la mayoría recordemos el momento ¿cobra? de David Bisbal a Chenoa, y esta compañía telefónica quiso dejar constancia de ello:

Por último, aunque hay incontables anuncios, los últimos años, IKEA hizo campañas para promocionar sus armarios y, bajo nuestro punto de vista, esta es una de las mejores:

Spots en los que el humor no fue lo más acertado

Los reyes de este tipo de humor son los de Coca Cola Light, en los que pretenden romper barreras (que no deberían existir) sobre que los hombres puedan beber Coca-Cola Light sin avergonzarse de su masculinidad. A ver, centrémonos, que este spot no tiene tanto tiempo.

Por otra parte, la marca de desodorantes Old Spice no tenemos claro si el mensaje es en tono irónico o no, así que reflexionad y decidid:

Aqua Service, hoy en día, sigue emitiendo este anuncio en el cual seguimos buscando la parte divertida:

Bajo el lema “Coloured is Better”, la marca Coloreria Italiana hizo este spot:

Por último, estábamos intentando elegir alguno en concreto de AXE, pero no tenemos claro cuál escoger, así que os dejamos su canal de YouTube para que juzguéis en qué categoría entra.

Está claro que el uso de humor es totalmente subjetivo y que los límites los pone cada empresa, acorde al momento. Por ejemplo, un spot o cartelería de los años 80 no tendría cabida en la actualidad. No obstante, creemos que es importante recurrir al humor de una forma inteligente (sin meterlo con calzador) y evitando los problemas de discriminación. Y para acabar este post con un buen sabor de boca (aunque nos vais a odiar un poquito), os dejamos este spot para que os paséis todo el día con la cancioncita pegada:

Dejar respuesta

¡Deja tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.