Como bien sabrás si eres fan de nuestro blog, toda empresa tiene algo que comunicar. Pero para conseguir que nuestra comunicación sea efectiva, hay un punto clave de la estrategia del que todavía no hemos hablado: la portavocía.

portavocia

Primer paso hacia la portavocía: Toda empresa necesita una cara visible

Anonimous lo hace genial, estamos todos de acuerdo… Pero si tú lo que quieres es potenciar tu marca y llegar a tus clientes, asume que alguien tendrá que dar la cara. Hablamos de la persona que a fin de cuentas va a valorar la información, va a atender a los medios de comunicación, conceder entrevistas, hacer declaraciones y participar en todos los saraos que surjan como representante público de una marca. Un portavoz con nombre y apellidos resulta imprescindible en el trabajo de comunicación corporativa.

Formación en portavocía

Puede parecer una figura atractiva ¡verás cuando tu suegra te vea en televisión! Pero lo cierto, es que hace falta una buena formación para ser el portavoz ideal.

En primer lugar, un portavoz tiene que conocer y manejar a la perfección lo que ocurre inhouse y todo lo que rodea a nuestro ámbito de trabajo ¿qué línea de comunicación sigue la empresa? ¿cuál es la estrategia actual? ¿qué ocurre en el sector? ¿qué otras fuentes de información utilizan los periodistas? ¿cuáles son las últimas noticias sobre nuestro ámbito de trabajo? En definitiva, tiene que estar informado y formado.

Hablamos de formado, porque no vale cualquiera para enfrentarse a una cámara, a un micrófono o a una grabadora. Un buen portavoz tiene que tener las ideas muy claras y saber en todo momento cuál es el mensaje que quiere transmitir con tranquilidad y, sobre todo, con mucha seguridad. Recuerda que el trabajo de un buen periodista es preguntar y repreguntar, incluso dudar de la información que maneja y poner en aprietos al entrevistado al que se enfrenta.

De periodistas para periodistas

Conocer el funcionamiento de los medios de comunicación y las necesidades de los periodistas, supone estar por delante de la competencia cuando de portavocía se refiere. Si tienes la posibilidad de tener a un profesional de la comunicación, ¡genial! Él mejor que nadie va a saber cómo hacerlo.

Por desgracia, en la mayoría de los casos no es así. ¿Cómo elegir entonces al portavoz ideal? Busca a alguien de confianza, que conozca todos los entresijos de la empresa y que sea capaz de hablar en público sin morirse de vergüenza.

Cualquiera puede ser un buen portavoz si le enseñan cómo hacerlo. Existen cursos de formación específicos, talleres de técnicas para hablar en público o, incluso, masters. Nuestra recomendación es practicar, practicar y practicar.

Como todo en esta vida, nadie nace aprendido, por lo que la primera vez puede salir regulín, pero cada experiencia ayudará a mejorar. Recuerda que, en el caso de la portavocía, todos nos ponemos nerviosos es situaciones que están fuera de nuestra zona de confort y que poco a poco será más fácil y hasta gratificante. Otra buena idea, es rodearse de profesionales que den apoyo y mucha confianza. Las agencias de comunicación estamos para acompañar, relajar y ayudar a esos portavoces inexpertos en las situaciones más complicadas; para facilitar el trabajo, simplificar las entrevistas y facilitar la relación de la empresa con los medios de comunicación.

Un buen portavoz, el trampolín al éxito

Un portavoz siempre disponible supone que nuestra empresa será rápida y diligente con las necesidades de los periodistas. Si además es capaz de darle unas buenas declaraciones que le ayuden a completar su noticia ¡el trabajo está hecho!

Con esto no queremos decir que sea infalible, de hecho, es muy habitual que cuando nos enfrentamos a una entrevista grabada para radio o televisión haya que repetir las intervenciones. Incluso el periodista que está haciendo la entrevista suele necesitar repetir.

Hablar tranquilo, un lenguaje sencillo, la comunicación no verbal adecuada, naturalidad y seguridad… Estas son las claves de la portavocía. Las intervenciones de un buen portavoz deben tener muchas cosas en cuenta con las que podemos ayudarte. Porque si tu empresa tiene cosas interesantes que contar y la persona encargada de hacerlo lo hace bien ¡el éxito está asegurado!

Dejar respuesta

¡Deja tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.