Seguramente, al abrir la aplicación de WhatsApp te haya saltado una ventana pop-up sobre los nuevos términos y condiciones de la aplicación de mensajería instantánea. El mensaje está claro: si el día 8 de febrero no has aceptado las condiciones, no podrás seguir usando esta APP. Pero… ¿en qué consiste esta nueva política? En Berman Comunicación nos las hemos leído y os lo contamos a continuación. ¡Vamos al lío!

Facebook y WhatsApp: Una historia de “amor” desde 2014

La respuesta es fácil: hace 7 años, en 2014, el grupo Facebook compró la empresa WhatsApp por un total de 16.000 millones de dólares. Asimismo, en 2012 Facebook ya se hizo también con el control de Instagram por 1.000 millones de dólares. Por lo que, la santísima trinidad del grupo lo protagonizan estas tres empresas. Además, cuenta con otras empresas como Oculus (Realidad Virtual) y Face.com (Reconocimiento Facial).

Una vez se compró WhatsApp, la siguiente tarea de Facebook era que en todos los países en los que opera, deben recibir los permisos de privacidad pertinentes. No obstante, en Europa no fue tan sencillo. En 2016, la Comisión Europea acusó públicamente a Facebook de proporcionar información engañosa durante la compra de WhatsApp. Durante la compra, Facebook alegó que no había forma fiable e instantánea de relacionar ambas cuentas de los usuarios.

Meses después, la empresa creada por Mark Zuckerberg anunció que sí se compartirían datos entre ambas redes sociales para poder ofrecer una publicidad más personalizada. La Comisión Europea lanzó un comunicado oficial en el que se explicaba que Facebook, de forma intencional o negligente, no informó correctamente a la Comisión, “incumpliendo las obligaciones bajo la regulación de la Unión Europea”. Tras este problema, Facebook dejó de transferir datos en la UE, pero la investigación sigue abierta. Ahora, en 2021, aparecen unas nuevas condiciones que van hacia ese mismo fin: transferir datos entre Facebook, Instagram y WhatsApp.

whatsapp

¿Qué implican los nuevos términos y condiciones de WhatsApp?

La nueva política de WhatsApp tiene un objetivo claro: transferir datos con Facebook e Instagram. En este caso, Facebook tiene un mensaje muy directo: o aceptas sus términos o no vas a poder usar su aplicación. No obstante, te lo explicamos en el apartado siguiente de forma más detallada, en la Unión Europea estas condiciones no pueden aplicarse.

Según estos términos que se aplicarán el 8 de enero, Facebook puede recabar la siguiente información:

  • Información de registro de la cuenta y número de teléfono.
  • Datos de operaciones.
  • Información relacionada con el servicio.
  • Información sobre cómo los usuarios y las empresas (WhatsApp Business) interactúan entre ellos: hora de conexión, preferencias y ajustes, tiempo en grupos y chats individuales, etc.
  • Información sobre el smartphone: carga de la batería, operadora, cobertura, sistema operativo, hardware, etc.
  • Nuestra dirección IP.

Hace un año aproximadamente, WhatsApp puso estas condiciones sobre la mesa. Sin embargo, había una diferencia muy clara: podías aceptarlas o no. Ahora, es inevitable, en teoría.

¿Para qué se usará toda esta información?

En su apartado, ‘Servicios a terceros’ lo explica. “Cuando tú u otros usan servicios de terceros u otros productos de las empresas de Facebook integrados con nuestros Servicios, es posible que dichos servicios de terceros reciban información sobre el contenido que tú u otros comparten con ellos”. Esto significa que las empresas del grupo Facebook y los servicios a terceros tendrán acceso a los datos que mencionábamos anteriormente. Por ejemplo, nuestro número de teléfono, dirección IP, información sobre nuestro teléfono y forma en la que interactuamos. ¿El objetivo principal? Ofrecer publicidad personalizada y aumentar sus beneficios con publicidad más efectiva.

Es decir, Facebook tendrá acceso a toda la información que compartamos a través de WhatsApp. En ningún caso se especifica que Facebook leerá y enviará a terceros o entre las empresas del grupo los mensajes que mandamos y recibimos. WhatsApp, cuando abres una nueva conversación explica que los mensajes están cifrados de extremo a extremo y nadie puede leerlos ni escucharlos.

whatsapp cifrado

Esto consiste en que cuando mandamos un mensaje, este se cifra con una clave única y solamente puede descifrarse una vez ha llegado hasta el teléfono del receptor. En definitiva, durante todo el trayecto, los mensajes permanecen seguros, cifrados y ocultos.

¿Qué pasa con los usuarios de la Unión Europea?

La Unión Europea tiene una ley de protección de datos, la GDPR, muy marcada y clara. Por ello, las nuevas condiciones de WhatsApp no pueden afectar a los usuarios de países pertenecientes a la UE. Gracias a ella, se impide que Facebook pueda compartir los datos de WhatsApp con sus otras empresas y terceros para su propio beneficio e interés.

La APP de mensajería instantánea tiene, de hecho, una subempresa encargada de gestionar a todos los usuarios europeostras la polémica de 2016 entre Facebook y la Comisión Europea. Esta empresa, con sede en Irlanda, opera bajo el nombre WhatsApp Ireland Limited, mientras que en el resto del mundo la aplicación pertenece a WhatsApp LLC.

De esta forma, al contar con empresas distintas, a la Unión Europea se nos ofrecen unas condiciones y términos distintos a los del resto de países extracomunitarios. Estas políticas deben pasar sí o sí el filtro de la Comisión Europea. De este modo, por mucho que nos veamos obligados a aceptar las condiciones, no nos afectan personalmente.

Empieza la guerra entre la UE y el Grupo Facebook

Como es de esperar, Facebook no se ha tomado especialmente bien que la Comisión Europea se interponga entre sus intenciones de aumentar beneficios y los usuarios. En septiembre de 2020, la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC) pidió al grupo tecnológico que dejase de transferir datos desde la UE hacia EE. UU.

Y, como también era de esperar, el grupo de Mark Zuckerberg decidió recurrir esta decisión ante la justicia irlandesa. Ahora existen dos posturas claras:

  • Por una parte, aquellas empresas, comisión, leyes, personas, etc. que no quieren que sus datos se transfieran a EE. UU.
  • Por otra parte, las empresas que han aumentado considerablemente sus ventas gracias al grupo de Facebook.

Esta dicotomía nos hace pensar en qué nos convendría más. Y es que Facebook ha sido muy claro: quiere estas mismas condiciones dentro de la UE. Aunque la compañía ha sido muy específica en que no quiere abandonar Europa, ha aportado gran cantidad de documentos que demuestran cómo Facebook, y muchas otras empresas, necesitan de esta transferencia de datos para poder seguir operando.

De momento, solamente son teorías y no sabemos qué va a pasar. Lo que sí que está claro es que llevamos menos de medio mes y puede abrirse una nueva guerra. 2021 empieza fuerte, pero entre todos conseguiremos superarlo. ¿Qué opinas sobre las nuevas condiciones de WhatsApp? ¿Crees que la Comisión Europea cederá o empieza una batalla por la protección de datos? ¡Cuéntanos!

2 Comentarios

Dejar respuesta

¡Deja tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.