El logotipo de una empresa es uno de los emblemas que más la caracterizan. Se trata de uno de los elementos esenciales que la hacen única. Un logotipo ayuda a posicionarse de una determinada forma en la mente de los usuarios, permitiendo diferenciarse de la competencia. 

A la hora de diseñar un logotipo se deben tener en cuenta ciertas pautas previas. Aunque mucha gente lo asocia a una tarea secundaria o sencilla, diseñar un buen logotipo ayuda a aportar valor añadido a nuestra empresa. Aunque existen diseñadores profesionales especializados, hay clientes que deciden ellos mismos ponerse manos a la obra y diseñar el logotipo de su empresa.

Antes de comenzar un diseño, debes tener claro que un buen logotipo refleja los valores de una marca mediante distintos elementos. El uso de formas, colores o la tipografía son los principales. Deben inspirar y generar reconocimiento y confianza. Por el contrario, un logotipo mal diseñado provocará sensación de abandono y rechazo por parte de los clientes. En este post vamos a contarte cuales son los tips básicos que debes tener en cuenta a la hora de ponerte a diseñar el logotipo perfecto para tu negocio.

logotipo

Simplicidad frente a complejidad

A la hora de comenzar a diseñar un logotipo, debes tener claro que cuanto más simple sea, mejor. La simplicidad ayudará a recordarlo más fácilmente, a asociarlo o a reproducirlo. A pesar de esto, sigue habiendo una gran cantidad de empresas cuyos logotipos tienen un perfil de diseño excesivamente recargado. Lo cierto es que la memoria del consumidor responde mejor a los detalles simples. Si analizas algún detalle en el diseño de tu logotipo que no consideras estrictamente necesario, nuestra recomendación es que lo elimines.

Un logotipo ayuda a distinguir una marca entre sus competidores. Hacer que la imagen destaque, ayuda a tener una posición preferente en la memoria de los consumidores. Por este motivo, una gran parte de los logos actuales podemos observar que presentan elementos estéticos que son fáciles de digerir. Cuanto más fácil sea procesar las cosas, más tienden a gustar.

Crea un logotipo atractivo y muy visual

La simplicidad anteriormente mencionada no tiene por qué estar reñida con el aspecto visual. Por tanto, es perfectamente compatible tener un logo estéticamente sencillo, pero a la vez atractivo y llamativo. Para ello, podemos jugar con las siluetas de las formas, elegir una tipografía que esté en sintonía con el diseño o escoger una gama cromática asociada a los valores de nuestra marca.

Es importante conseguir lograr una combinación lo más equilibrada posible y reforzar el branding de la empresa. Debemos intentar crear un diseño sencillo pero interesante. Que nuestro logo sea llamativo para el observador y le llame la atención. Pero, por el contrario, que no tenga la necesidad de tener que invertir demasiado tiempo en analizar el logotipo para así poder entenderlo.

Elige un diseño fácilmente adaptable

Otro aspecto relacionado con la simplicidad a la hora de desarrollar un logotipo, tiene que ver con su adaptabilidad a diferentes formatos. Hoy en día, es un requisito indispensable que nuestro logo pueda ser ajustado a diferentes tipos de tamaño, formato o aplicaciones. Un logotipo debe ser legible tanto para un tamaño mínimo (una tarjeta de visita por ejemplo) como para su aparición en una gran pantalla (publicidad digital en pantallas de gran tamaño) . Bajo esta idea, debemos recordar que, cuanto más recargado sea nuestro logotipo, más difícil será que pueda ser adaptado de forma precisa a los diferentes formatos en lo que vamos a necesitar mostrarlo.

En esta era de la digitalización, los logotipos aparecen en multitud de formas en los diferentes dispositivos que existen (pantallas, tablets, smartphones…). Por tanto, este aspecto debes tenerlo en cuenta a la hora de hacer tu diseño, tu logotipo debe trascender el papel. Debe poder funcionar en las diferentes plataformas. Es decir, ser un responsive logo.

Sírvete de todos los recursos y herramientas que necesites para tu logotipo

En primer lugar, no dudes en recurrir al amplio catálogo de herramientas de las que dispones. Hay una amplia variedad de recursos que te ayudarán a diseñar tu logo así como a inspirarte cogiendo ideas que podrán ayudarte con tu diseño.

Estar al día de las tendencias en materia de diseño te ayudará además a que pueda durar más tiempo actualizado. Que un logo no quede obsoleto tras el paso del tiempo es hoy en día todo un desafío. Deberás estar abierto a posibles cambios que ayuden a mantener el diseño actualizado.

Como hemos visto, el diseño de un logotipo es una tarea muy importante si queremos lograr una identidad que sea eficaz y competente. Aspectos como la simplicidad, la adaptabilidad o que sea visualmente llamativo, son características esenciales con las que deberá contar nuestro logotipo. Transformar nuestra idea inicial a un diseño completo y compacto ayudará a que el logotipo sea una primera puerta de entrada de los clientes hacia nuestra empresa.

Dejar respuesta

¡Deja tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.